Es hora de deshacerse de sus camionetas para 15 pasajeros - Banner Image
David Fournier

De:  David Fournier - Director ejecutivo de atención al cliente

Es hora de deshacerse de sus camionetas para 15 pasajeros

Las camionetas para 15 pasajeros son peligrosas y no deberían usarse para trasladar a miembros o niños de la iglesia. Las camionetas para 15 pasajeros no deben utilizarse nunca más.
 
Lamentablemente, en muchas iglesias y escuelas adventistas del séptimo día se siguen usando camionetas para 15 pasajeros. Desde hace más de 10 años que se desalienta enérgicamente el uso de estas camionetas. En algunos lugares han sido prohibidas por el liderazgo de la Iglesia Adventista del Séptimo Día de toda la División Norteamericana (NAD). Aunque los líderes de la NAD han tomado medidas para prohibir su uso en toda la región, muchas iglesias locales continúan usando, comprando o alquilando estos peligrosos vehículos

Lo cierto es que los riesgos que ocasiona el uso de una camioneta para 15 pasajeros no pueden evitarse. Algunas personas creen que los siguientes mitos son reales:
 
MITO: Si elimino una fila de asientos de la camioneta para 15 pasajeros la convierto en un medio de transporte aprobado.

REALIDAD: Eliminar una fila de asientos no la convierte en un medio de transporte aprobado. El vehículo continúa siendo el mismo tipo de camioneta con las mismas fallas inherentes.
 
MITO: Si uso una camioneta privada, mi iglesia no deberá rendir cuentas.
REALIDAD: Usar una camioneta para 15 pasajeros privada, o incluso alquilarla para una actividad de la iglesia no protege a la iglesia de denuncias de responsabilidad.
 

¿Por qué son peligrosas las camionetas para 15 pasajeros?

¿Sabía usted que las camionetas para 15 pasajeros fueron diseñadas originalmente para transportar carga y no pasajeros?* El diseño de estos vehículos tuvo el objetivo de soportar más peso al frente de la camioneta.*
 
Las camionetas de 15 pasajeros son peligrosas debido a que son propensas a volcar cuando están cargadas y a su falta de integridad estructural. Según la experiencia de Adventist Risk Management con respecto al uso de estas camionetas, las siguientes son algunas de las deficiencias observadas:
 
  • Un centro de gravedad elevado, que aumenta con los pasajeros sentados
  • Inestabilidad con viento de costado
  • Configuración de los asientos que adjudica un peso excesivo en un costado
  • Poca presión en los neumáticos, que hace que éstos fallen o revienten y el conductor pierda el control del vehículo.

Estos son los hechos

Muchas personas racionalizan el uso de las camionetas para 15 pasajeros porque son menos costosas en comparación con otras opciones. Algunos sostienen que los factores de riesgo se corrigieron, o que se exagera el riesgo. Detrás de todos estos argumentos se esconde la actitud de que «a mí no me va a pasar». Sin embargo, ya en el 2001, la camioneta para 15 pasajeros se consideró significativamente más peligrosa para transportar pasajeros.
 
La Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) denunció que entre el 2004 y el 2013:
 
  • 653 estadounidenses murieron en choques mientras conducían camionetas para 15 pasajeros, un promedio de 65 ocupantes por año según datos de la NHTSA.
  • Casi el 60% de las fatalidades en estos choques se produjo en vehículos que volcaron.
  • Alrededor del 50% de las fatalidades ocurrió en camionetas muy cargadas (con 10 ocupantes o más) que volcaron.
  • Aproximadamente el 59% de los ocupantes heridos mortalmente en las camionetas que volcaron no tenía puesto el cinturón de seguridad.
Además, las iglesias adventistas del séptimo día han sufrido varios accidentes en los que algunas personas, entre ellas niños, han perdido la vida en camionetas para 15 pasajeros. Estas muertes son trágicas para la familia y para la familia de la iglesia local.
 
Además, cuando las iglesias locales compran o alquilan estas peligrosas camionetas a pesar de lo que dicta la política de la iglesia de la NAD, se hace más difícil defender a la iglesia en general cuando no se respetan nuestras directrices y medidas de seguridad.
 

Un llamado a la acción

¿Qué debería hacerse con las camionetas ya adquiridas? Deben venderse y reemplazarse con alternativas de estructura más segura y estable, como por ejemplo las camionetas y autobuses de tipo «turtle top». Los miembros, visitantes y voluntarios merecen que nos esforcemos al máximo para cuidarlos. No debemos comprometer la seguridad de otras personas.
 
Cuando se le preguntó sobre el uso que hacía la iglesia de la NAD de camionetas para 15 pasajeros, el Anciano Dan Jackson, presidente de la NAD manifestó:
 
«Debemos dejar de usar estas peligrosas camionetas. No solamente la carga financiera es demasiado grande para ignorar; tampoco podemos permitirnos distraer una sola alma de ser alcanzada para el reino. No podemos perder otra vida. Amigos, es hora de que las organizaciones adventistas del séptimo día dejen de usar por completo camionetas para 15 pasajeros».
 
Los ahorros financieros a corto plazo pueden ser tentadores a la hora de comprar una de estas peligrosas camionetas, pero más importante que cualquier ahorro es la muerte y la pérdida de reputación de la Iglesia Adventista para realizar su ministerio. No debemos ser la iglesia conocida por comprometer la seguridad de sus miembros y visitantes. Podemos y debemos hacer algo mucho mejor.
 
Actúe hoy mismo: elimine las camionetas para 15 pasajeros de su flota y deje de usarlas de inmediato.